Buscar

Pedro Serna, un bañusco en la élite del fútbol

Es analista del CD Leganés, con el que acaba de lograr el campeonato de LaLiga Hypermotion y el ascenso a Primera División

Por:Javier Esturillo
Pedro Serna posa con la copa de campeón de Liga Hypermotion conquistada por el CD Leganés.

Quien acuda al campo de entrenamiento de un equipo profesional de fútbol puede percibirlo. Bien entre las bambalinas, bien sobre el verde, se mueve casi tanta gente con chándal como de corto.

La búsqueda del rendimiento alimenta la especialización y una concepción multidisciplinar de cómo debe se debe afrontar la preparación y la competición. La figura de los analistas ha cobrado especial relevancia en los clubes para evaluar el rendimiento de los jugadores y de los rivales.

Pedro Serna Altozano (Baños de la Encina, 1991) forma parte del staff técnico del CD Leganés, que este domingo logró el ascenso a Primera División tras proclamarse campeón de Segunda. Se trata del éxito colectivo de un club humilde en el que cada pieza juega su rol, y el de Pedro Serna no es otro que aportar soluciones a Borja Jiménez, entrenador del primer equipo.

Para ello utiliza de todo tipo de herramientas, principalmente tecnológicas, que permiten el análisis de datos (big data), medir el rendimiento de los futbolistas, ayudar en la toma de decisiones, prevenir lesiones y mejorar las prestaciones tácticas. Una labor sesuda que en el deporte actual tiene una importancia vital.

Este joven bañusco siempre tuvo claro que lo suyo era el deporte y, en concreto, el fútbol. Se preparó para ello, primero, en la Universidad de Jaén y, más tarde, en la Universidad Europea, donde se graduó en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, además de poseer otras titulaciones relacionados con su materia.

Su potencial académico y su pasión por el fútbol, casi enfermiza, no pasaron desapercibidas para el Rayo Vallecano, en el que le dieron la oportunidad de hacer realidad su sueño. Posteriormente, se incorporó al Leganés, tras el descenso a la División de Plata, y allí ha saboreado de nuevo las mieles del triunfo.

Como es lógico, Pedro Serna «no puede estar más feliz» de este logro, porque lo ha conseguido en una entidad que se caracteriza por la modestia y la capacidad de sacrificio, algo que lleva inoculado en la sangre bañusca. Hijo de olivareros, ha sido consciente desde pequeño que sin esfuerzo no hay recompensa.

Pedro, a la derecha, junto con su hermano Antonio, en el Castillo de Baños de la Encina.

De hecho, esa filosofía de vida no solo la practica en su profesión como analista, sino también en Baluarte, una empresa aceitera familiar que lleva junto con su hermano Antonio y que no para de reportarle alegrías. La última, hace poco más de dos semanas, en los International Virtus Awards de Lisboa, donde el aceite de oliva virgen extra picual de cosecha temprana que elaboran en su almazara se hizo con el Premio Gran Oro. Un aove de calidad suprema que acompaña los desayunos y las comidas de los jugadores y el cuerpo técnico del CD Leganés.

Pedro Serna, que será padre en breve, no se olvida de su pueblo, uno de los más bonitos de España. Allí están su familia y sus amigos, entre los que se encuentra José Corpas, en las filas del SD Eibar y ex del Linares. «Me siento muy unido a Baños de la Encina, al que le dedico parte de este ascenso», afirma a este periódico «tremendamente orgulloso de sus raíces».

5 2 votos
Calificación de la noticia
Subscribe
Notificar
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Etiquetas