Buscar

Linarejos, la demolición de un símbolo

Comienzan los trabajos de derribo de los accesos y graderío de preferencia del histórico estadio, inaugurado hace 68 años

Por:Javier Esturillo
Trabajos de demolición en el Estadio de Linarejos.

Un campo de fútbol no es solo un recinto deportivo. Va mucho más allá. Es la condensación de emociones, de recuerdos, de celebraciones y de tragedias deportivas. Es la vida misma. El lugar de peregrinación al que vamos de niños y en el que queremos descansar una vez acabe este mundo terrenal.

Cada uno de lo entiende como quiere, pero lo cierto es que forma parte de la existencia del aficionado a un club. El Municipal de Linarejos es un símbolo para los miles de aficionados del Linares que, desde mediados de los 50 del siglo pasado, ha visto pasar cientos, miles de imágenes que guardan en la memoria como oro en paño.

Este lunes una sensación extraña recorre la espina dorsal de los aficionados azulillos. No importa la edad. A primeras horas de la mañana, han comenzado las obras de derribo del graderío de Preferencia, el primero en caer y al que le seguirán, a lo largo de los próximos meses, el resto de sectores que conforman el coliseo linarense, inaugurado de manera oficial el 15 de agosto de 1956.

Serán 26 meses de obras que darán paso a una nueva infraestructura más moderna, funcional, cómoda y cosmopolita que cambiará por completo el urbanismo de la zona, donde también se ubican las míticas instalaciones de Santana Motor, que, al igual que Linarejos, están siendo desmontadas.

Aunque Linarejos no se mueve de su localización habitual, si se pierde ese sabor de fútbol añejo, de olor a hierba mojada y réflex, de tarde de almohadillas de Cruz Roja, pipas Juanito, café, copa y puro. Ese otro fútbol que poco a poco va desapareciendo.

Una excavadora trabaja en la retirada del graderío de preferencia. Foto: Asociación Magazine Digital Linares Deporte

Precedentes

Hace más de dos tres décadas que se viene planteando la remodelación de Linarejos, debido a los achaques propios de la edad que sufría el estadio, que apenas ha cambiado desde su apertura al público. El primero en proponer un nuevo estadio fue el alcalde del PP, Juan Bautista Lillo Gallego, quien llegó a convocar un concurso de ideas para emprender la construcción de un nuevo campo.

Sin embargo, todo quedó en el aire después de perder las elecciones de municipales de 1999. Su sucesor, Juan Fernández (PSOE), tardó tiempo en hablar de la necesidad de cambiar de estadio. Fue, con la llegada a la propiedad de Delfín Cañas, cuando Fernández, presionado por el empresario madrileño y por la afición, decidió avanzar en la construcción de un nuevo recinto. Incluso, avanzó que se levantaría en unos terrenos de la Carretera de Baños, pero todo quedó en un intento, toda vez que el club se vio obligado a comenzar de cero en el verano de 2009.

Los únicos cambios que se realizaron fueron la instalación de asientos en la zona central de Preferencia y en Tribuna para adecentarlo un poco antes de las promociones de ascenso a Segunda B. Hubo que esperar hasta diciembre de 2021 para que el proyecto se hiciera realidad, gracias a las gestiones realizadas por el entonces alcalde, Raúl Caro-Accino, con la Junta de Andalucía, que es la Administración que aporta casi la totalidad de los fondos para que se renueve Linarejos.

En todo ese periodo, los mandatarios que ha regido los destinos del club solicitaron la ansiada remodelación, desde Antonio Pérez Contreras hasta Jesús Medina, con el que se ha alcanzado la meta.

Por fases

Las actuaciones previstas en el Municipal de Linarejos consistirán en una reforma integral de las instalaciones. En concreto, la remodelación, rehabilitación y reforma de todo el graderío, zona de cabinas de prensa cubierta ligera, vestuarios y almacenes, además de las torres de iluminación y del marcador.

El cambio de cara del estadio de Linarejos se realizará en dos fases con el objetivo de que el Linares pueda seguir utilizando su campo en sus partidos como local durante la ejecución de las obras. En una primera fase será demolerá el fondo gol norte y la zona de preferencia para, posteriormente, levantar el nuevo graderío.

Posteriormente se procederá a la construcción de la fachada y la cubierta del estadio. La solución arquitectónica desarrollada propone que el total de los espectadores esté cubierto, con el propósito de mejorar el confort de los aficionados. La obra rondará los doce millones de euros.

Recreación virtual del Nuevo Estadio de Linarejos.
5 2 votos
Calificación de la noticia
Subscribe
Notificar
1 Comentario
Últimos
Primeros Más votada
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Pedro
20 días antes

Estadio nuevo para un segunda rfef?? Y no será mejor invertir en el parque empresarial Santana y hacer por donde se instalen empresas haya trabajo y todo el mundo al fútbol!!! No???

Etiquetas