Buscar
Javier Esturillo

Obituario | Una pena infinita

El fallecimiento de alguien querido suele acarrear una intensa tristeza. Gabriel Diego Bastante Jaén tenía solo 45 años cuando la muerte le sorprendió este sábado mientras practicaba deporte en el Barranco de Valdiazores, situado en el Parque Natural de Despeñaperros, en Santa Elena. Su corazón se detuvo en la inmensidad de la naturaleza, donde se sentía un hombre libre, vital, invencible, el más humano de los humanos.

Su repentina marcha ha dejado un profundo vacío entre sus familiares y amigos, quienes no acaban de asimilar una pérdida irreparable. Diplomado en Relaciones Laborales por la Universidad de Jaén, su verdadera vocación era la madera, de la que hizo su profesión. Un carpintero de vida. Un hombre de bien, trabajador y dedicado, siempre dispuesto a echar una mano. Todo un caballero. De esas personas que merecen la pena que se crucen en el camino.

Había fuerza en sus palabras y bondad en su mirada. Nunca faltaba la sonrisa en los labios. Afrontaba su existencia con la sencillez de los que reivindican valores como la honestidad, la franqueza o la empatía.

Apasionado del deporte, del Linares, su equipo del alma, de la aventura, de su barrio, Las Américas, de su gente, con la que frecuentaba siempre que podía para descargar adrenalina en un sendero o simplemente conversando entre risas. Quienes lo conocían hoy lloran su muerte, pero mantienen -y mantendrán- el recuerdo de una buena persona, de un ser amable, un padre abnegado y un marido entregado.

Nos deja la sensación de que su adiós deja hueco eterno, puesto que forma parte de la historia cotidiana de vecinos, clientes, compañeros, seres queridos, de todos nosotros, sin distinción. Representaba el compromiso profundo con la dignidad humana. Este domingo su cuerpo se vela en el tanatorio de su ciudad natal y mañana, lunes, 7 de marzo, a las doce del mediodía, se celebrará el funeral en la parroquia El Pilar, a solo unos pasos donde jugaba a la pelota de niño. Muere una gran señor. Eso sí: lleno de fuerza, al igual que su obra.

Etiquetas

Noticias Relacionadas

Eugenio Rodríguez
José Ángel Ibáñez Zapata
Andrés García Tornero
Sabino Ramiro
Eugenio Rodríguez