Buscar

Una concejal en el cuadrilátero

Laura Cerezuela, edil de Izquierda Unida, combina su actividad política con el boxeo, en el que ha alcanzado importante metas

Por:Redacción
Laura Cerezuela durante una sesión de entrenamiento.

No todo el mundo está de acuerdo en que el boxeo sea una actividad como otra cualquiera. A pesar de ser olímpico, todavía existe cierto rechazo hacia un deporte marcado por las etiquetas y por ese envoltorio cinematográfico de bajos fondos y de gente sonada.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Basta con pasarse una tarde por el Club de Boxeo La Mina para comprobar que lo practican desde niños muy pequeños a profesionales de todo tipo que lo han elegido por los valores que inculca y que van mucho más allá de dar goles a un saco o a un contrincante en el cuadrilátero. “La realidad no es tan peliculera, la mayoría de los chicos que se apuntan ahora a boxeo lo hacen como quien práctica yudo o fútbol, es una actividad extraescolar más”. comenta Jorge Barbero, director del club.

No muy lejos de él se encuentra Laura Cerezuela, entrenadora nacional y monitora de boxeo, pero también concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Linares, donde obtuvo el acta tras la renuncia de su compañero Carmelo Gragera.

Antes de enfundarse los guantes de boxeo, probó las artes marciales y se adentró en el Muay Thai, empujada por una de sus mejores amigas, la campeona autonómica y nacional, Lucía Martínez. Su idea era simplemente experimentar, aunque rápidamente quedó cautivada por este deporte de contacto. «Creo que pasaron tres días hasta que compré mis primeros guantes y los tibiales, y, a partir de ahí, ya no hubo vuelta atrás», recuerda la edil de la coalición de izquierdas.

Nunca lo vio como algo profesional, sino más bien como «una vía de escape, algo que me hacía sentir bien física y emocionalmente, segura de mi misma». Sin embargo, el trabajo, la falta de tiempo y distintas circunstancias en su vida hicieron que dejara aparcado el deporte hasta junio de 2020.

Momento en el que un antiguo compañero de gimnasio le ofreció la posibilidad de conocer algo más de cerca el boxeo. No se lo pensó dos veces y a los 34 años tomó una de las «mejores decisiones su vida». En La Mina se reencontró con Jorge y otras muchas personas con las que había compartido entrenamientos en su etapa de Muay Thai.

Dos días pasaron desde su llegada y el «veneno» del boxeo se inoculó en su cuerpo para quedarse definitivamente. A partir de ese instante, se formó para sacarse los títulos de monitora y entrenadora. Aprendió de los mejores, como la campeona del Mundo Maravilla Martínez o el campeón de Europa Jero García, y se adentró en el boxeo inclusivo y en el olímpico.

Este año, si la pandemia lo permite, Laura Cerezuela quiere da un paso más en su carrera y competir, sentir la adrenalina del combate, subir al ring y disfrutar. «Es la locura de este deporte. Al final, el sparring, los asaltos, esa adrenalina del golpe que entra, la respuesta al golpe que sientes… y cuando suena la campana, el abrazo agradecido al compañero o compañera que ha compartido las 16 cuerdas contigo», subraya con cierta emoción.

Los ganchos en la política son diferentes, más directos y la mayoría de las veces con un propósito poco deportivo. Ella, de momento, los encaja bien. Hace todo lo posible por compatibilizar ambas actividades. «Si he tenido algún problema, mi compañero Jorge siempre ha estado ahí para echar una mano, incluso entrenar los fines de semana», agradece.

Laura Cerezuela toma posesión de su acta como concejal del Ayuntamiento de Linares.

Desde su punto de vista el boxeo es un deporte de lo más completo que aporta estabilidad y que permite estrechar lazos de amistad con los compañeros y crear una red social positiva.

Por otro lado, reconoce que queda mucho camino por recorrer para alcanzar la plena igualdad no solo en el boxeo, sino en el deporte en general. «La verdad es que no he tenido problemas en el mundo del boxeo por el hecho de ser mujer. Será que tengo unos compañeros maravillosos. Pero si es cierto, que como en tantos deportes hay barreras que superar, como la diferencia salarial o el nivel de patrocinio, por lo que hay que seguir trabajando y luchando», remata mientras sacude con sus golpes el estrés de la vida.

5 1 votar
Calificación de la noticia
Subscribe
Notificar
1 Comentario
Últimos
Primeros Más votada
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Richard
8 meses antes

Es una gran profesional y profesora del boxeo.
Le deseamos lo mejor

Etiquetas

Noticias Relacionadas

No hay noticias relacionadas