Buscar

Análisis | Auxi del Olmo deja el mandato a punto de caramelo

La alcaldesa, sobre la que existían dudas de liderazgo, vive días de vértigo, en los que su popularidad se ha disparado, frente a una oposición descolocada

Por:Javier Esturillo
Auxi del Olmo durante unas jornadas de ciberseguridad celebradas en el Campus. Foto: Ayuntamiento de Linares

Le costó muchos años lograr que creyeran en ella. Casi todos, incluso algunos amigos íntimos, le miraron con condescendencia cuando les anunció, allá por enero del pasado año, que quería presentarse como candidata a la Alcaldía de Linares. En ese momento, estaba cómodamente afianzada en el Parlamento de Andalucía. No tenía necesidad de arriesgar, pero lo hizo.

Bien es cierto que su candidatura vino precedida de descartes que no se ajustaban al perfil que deseaba la dirección regional y nacional del PP. Buscaban un candidato conocido, de discurso moderado, cercano a la gente, poco respondón, leal al partido y mujer a ser posible. Auxi del Olmo reunía las características para encabezar la lista, en detrimento de otras opciones, como la propia líder de los populares linarenses, Mariola Aranda, a la que mandaron al Senado.

No hubo demasiado ruido de sables en su elección. El PP es una organización jerárquica y, como tal, actúa. Todo aquel que osa a cuestionar determinadas decisiones acaba sin galones y, por ende, sin posibilidad de rascar el poder.

Auxi del Olmo es muy de Juanma Moreno. Los dos tienen un silueta política similar. Exploran su lado más emotivo y defienden la vía del diálogo para la resolución de los conflictos. Para entrar en el barro y en el cuerpo a cuerpo están otros.

Todo a su favor

La primera alcaldesa de Linares en la historia de la democracia acaba de cumplir un año en el cargo y en ese tiempo no solo ha conseguido difuminar el pasado crispado y tendente a la división de la derecha linarense. También ha logrado que al PP se le vea como el partido que más se parece a Linares, sustituyendo en ese podio al PSOE.

En estos doce meses, los socialistas y el resto de la oposición a izquierda y derecha apenas sí han arañado su proyección. Sus adversarios tienen testado que por ahora la gestión de Auxi del Olmo no sufre desgaste. Más bien todo lo contrario, su popularidad sigue disparándose.

La primera semana de julio puede dejar el mandato prácticamente finiquitado. Este miércoles colocaba la primera piedra del futuro nuevo Estadio de Linarejos y mañana preside la presentación del proyecto empresarial de una compañía china que invertirá en el Parque Empresarial Santana, a la que se le sumarán otras hasta conformar un ecosistema que cambiará el modelo económico de la ciudad, sumida en una profunda crisis desde el cierre de la antigua automovilística.

Imagen de segundona

Más allá de la cansina campaña de marketing y comunicación que le acompaña, Auxi del Olmo comienza a dejar atrás esa imagen de segundona para hacerse con las riendas del Ayuntamiento. «Manda mucho, más de lo que se creen», dicen dos de sus concejales.

Del Olmo pinta un Linares lleno de esperanza y de alegría, frente a una oposición que critica duramente su gestión, pero a la que los hechos van descolocando poco a poco. La regidora ha establecido bien los tiempos para llegar a la recta final del mandato con realidades más que suficientes para que los linarenses vuelvan a confiar en ella. Puede sonar a premonitorio, pero si sigue el guion sin manchas ni errores de bulto, pocos podrán cuestionarle nada.

Lo opuesto a su predecesor y jefe de la oposición, Javier Perales, al que la pesada losa del Linares Plaza y de otros proyectos que anunció cuando era alcalde le perseguirán hasta el final.

Respaldo de la Junta

Además, Auxi del Olmo cuenta con el respaldo de la Junta que, aunque da menos de lo esperado a la ciudad en comparación con otros lugares de la comunidad, como demuestran los presupuestos de 2024, ha ofrecido a la regidora lo suficiente para sacar pecho. No necesita tanto de la Diputación y del Gobierno central, hasta le viene bien para, de este modo, tener siempre esos dos ases en la manga para enfervorizar a sus seguidores de reses sociales, que es, donde por desgracia, se ha establecido en estos tiempos el tablero político. Los plenos municipales se han convertido en un tostón; interesan poco y dejan patente el bajísimo nivel de la Corporación, se mire para un lado o para el otro.

En la identidad empieza el poder. Proyectamos una imagen que permite que pertenezcamos a un grupo o que atraigamos a la gente. Los políticos lo saben muy bien porque quieren que seamos de ellos. A tal fin, no hay nada mejor que buscar respuestas emocionales inmediatas, donde no cabe la reflexión, como pasaba cuando Felipe González se ponía la cazadora de pana en los mítines. La herramienta más eficaz en política es el marketing, donde la imagen juega un papel clave. Y en este punto Auxi del Olmo lo está haciendo a las mil maravillas.

4.2 9 votos
Calificación de la noticia
Subscribe
Notificar
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Etiquetas