Buscar
Alfredo Márquez

Peritos y Santa Engracia: una historia de desgana, mentiras y silencios

Advierto, no represento a nadie, excepto a mí mismo y mi experiencia. Comienzo. Nunca me manifesté en contra de la concentración de los juzgados de Linares en un sólo espacio y que éste fuese uno de los edificios de la popularmente conocida como Escuela de Peritos: quienes tenían que saberlo lo saben.

Por otro lado, ¿quién puede oponerse a que se construya una residencia universitaria en Linares y que, con ella, sea aún más atractiva la matriculación en el Campus Científico-Tecnológico de nuestra ciudad?
Entonces, ustedes se preguntarán, ¿Dónde está el problema? Vale, les explico:

  1. En el año 2008 la comunidad educativa del IES Sta Engracia solicitó la construcción de un centro nuevo. Para no cansarles, le resumo las razones en una frase: el edificio de 1886 (o sea con 137 años) estaba construido para 2 aulas unitarias de niñas y de niños. Un edificio del siglo XIX que claramente no cumple los requisitos de la educación en el siglo XXI. El Ayuntamiento incluso nos mostró en plano el solar que estaría dispuesto a ceder a la Consejería de Educación.
  2. Llegó la crisis económica de 2010 y se paralizó toda inversión. Había que pensar otra posibilidad.
  3. En 2015 comenzamos a plantear la idea de Peritos, una vez se trasladasen los estudios universitarios al Campus Científico-Tecnológico. Junto a la EOI emprendimos un largo camino hasta convencer a las autoridades de la Consejería de Educación. Y el 14 de noviembre de 2018 se firmó el convenio entre la UJA y la mencionada Consejería mediante el cual la Universidad cedía el uso del edificio A por un periodo de 4 años prorrogables (en palabras de la UJA “cuantas veces fuese necesario”).
  4. Las elecciones del 2 de diciembre de 2018 nos trajeron un nuevo consejero de Educación y de Justicia, ambos del partido Ciudadanos. Y las elecciones municipales del 26 de mayo de 2019 un nuevo alcalde al Ayuntamiento de nuestra ciudad. No sé si alguna vez conoceremos la letra pequeña de esta ‘humilde y triste historia’, pero la realidad objetiva es que aquel acuerdo firmado NUNCA se llevó a la práctica. Se permitió que caducase su vigencia sin que la Delegación Territorial de Educación en Jaén realizase las obras de adaptación. El señor delegado de Educación, don Antonio Sutil (de no muy agradable recuerdo), nos dijo a la ciudadanía linarense que el señor Alcalde (también de las listas de Ciudadanos) llevaba las conversaciones con la universidad y las consejerías de Educación y Justicia. El Sr. Alcalde nos dijo en alguna ocasión que “en un mes” (textual), todo solucionado. Incluso lo anunciamos en prensa.
  5. Lo cierto es que la vigencia del convenio caducó en noviembre de 2022 sin que nadie (Educación o Delegación del Gobierno) solicitasen POR ESCRITO su prórroga o el inicio de las conversaciones para un nuevo convenio. Porque todas y todos sabemos que para que se inicie un expediente administrativo es necesaria una solicitud por escrito, no basta, como nos dijo hace unos días el señor delegado del Gobierno, don Jesús Estrella, con “manifestar la voluntad”, había que haber solicitado por escrito a la UJA y ustedes no lo hicieron.
  6. Eso sí, el centro ha estado en obras unos meses para solucionar sus problemas de humedad. Y ahora, es cierto, estéticamente está mucho mejor. Pero las razones de 2008 para solicitar un centro nuevo ahí están: hay una comunidad educativa motivada, activa, participativa que ofrece al pueblo proyectos que dejan huella pero que no cuenta con suficiente espacio ni condiciones idóneas en igualdad con otros centros públicos.
  7. Estimo que el más clarito ha sido el Sr. Rector, procede a darle uso a las instalaciones de la Universidad. Aunque también debería habernos advertido del cambio de postura del nuevo equipo de gobierno de la UJA. A mi exclusivo parecer, más de uno o una nos debe una serie de explicaciones a la ciudadanía:

• Un ejemplo, todos los grupos políticos del Ayuntamiento apoyaron en su día una moción de apoyo al traslado del IES Santa Engracia y la EOI a uno de los edificios de Peritos. ¿Por qué quienes han cambiado de opinión no nos han explicado las razones de dicho cambio? Sería muy sano, democráticamente hablando.

• Otra. ¿Por qué nadie ha explicado la razón de dejar pasar la vigencia del convenio firmado y aprobado por todas las partes? ¿Quién asume la responsabilidad de ello?

• Otra. ¿Por qué nos anunciaron tantas veces la inmediatez de nuevas conversaciones, de las obras, de lo presupuestado, del traslado, etc.?

• ¿Por qué el señor Estrella (delegado del Gobierno y que, por tanto, coordina a todas las delegaciones de la Junta en Jaén) nos trasmite, a través de la prensa, el 17 de enero “la voluntad del Gobierno de la Junta de mantener el traslado del IES Santa Engracia a la Escuela de Peritos” y el 26 del mismo mes se firma el convenio entre Consejería de Justicia, Ayuntamiento y la UJA? ¿De verdad que no lo sabía?

Para finalizar ¿No podían (quienes sean competentes) haber explicado con claridad los cambios de opinión, el porqué de los retrasos y de hacer que caducase el convenio? Y, de camino, podrían haber dado respuesta a la pregunta más importante: ¿Habrá una solución a las demandas de la comunidad educativa del IES Sta Engracia?

Etiquetas

Noticias Relacionadas

Eugenio Rodríguez
José Ángel Ibáñez Zapata
Andrés García Tornero
Sabino Ramiro
Eugenio Rodríguez